RESEÑA: EL ATLAS DE LAS NUBES- DAVID MITCHELL

altas

Este en uno de esos libros que te llaman la atención nada más ver el título. Además, la forma tan original de narrar la historia te hace querer leerlo de inmediato.

Sinopsis:

El atlas de las nubes es una novela que da la vuelta al mundo y recorre desde el siglo xix hasta un futuro apocalíptico, a través de seis historias entrelazadas. El relato se abre en 1850 con el regreso del notario estadounidense Adam Ewing desde las islas Chatham a su California natal. Durante el viaje, Ewing traba amistad con un médico, el doctor Goose, que comienza a tratarle de una extraña enfermedad causada por un parásito cerebral… Repentinamente, la acción se traslada a 1931 en Bélgica, donde Robert Frobisher, un compositor bisexual que ha sido desheredado, se introduce en el hogar de un artista enfermizo, su seductora esposa y su núbil hija… De ahí saltamos a la Costa Oeste en la década de los setenta, cuando Luisa Rey destapa una red de avaricia y crimen que pone en peligro su vida… Y, del mismo modo, con idéntica maestría, viajamos a la ignominiosa Inglaterra de nuestros días, a un superestado coreano del futuro próximo regido por un capitalismo desbocado y, finalmente, a Hawai, a una Edad de Hierro post-apocalíptica que corresponde a los últimos días de la historia.Sin embargo, la historia tampoco termina ahí. La narrativa vuelve, como si de un bumerán se tratara, en el tiempo y en el espacio hasta el punto de partida recorriendo, en sentido inverso, la trayectoria trazada. Durante la travesía, Mitchell va revelando los lazos que unen a personajes tan distintos, el modo en que se entrecruzan sus destinos y la forma en la que sus almas se desplazan a través del tiempo como las nubes por el horizonte. David Mitchell, es un visionario posmoderno que se mueve con maestría por una multiplicidad de estilos y sabe combinar a la perfección los ingredientes básicos de la novela de aventuras con una debilidad muy nabokoviana por el puzzle, un ojo clínico para retratar a los personajes y un gusto por la reflexión filosófica y científica en la línea de Umberto Eco, Haruki Murakami y Philip K. Dick.

Opinión:

Lo primero que llama la atención de esta novela son los distintos registros que utiliza el autor para narrar la historia, desde cartas hasta un diario, pasando por una entrevista y mil formas más. La capacidad creativa queda palpable en la diversidad de las historias y la temática de cada una. Y aun siendo tan diferentes entre sí, nos quedamos con la idea de que todo está relacionado y que todo lo que realizamos afecta de una forma u otra a mundo tanto en el presente como en el futuro.

Y aunque haya sido muy buena experiencia este libro debido a la novedad que presenta, llega el momento de decir en qué me defraudó.

En primer lugar, empiezas la lectura demasiado perdido, y esto ocurre en cada historia. El autor no te la presenta, estás perdido con respecto a los sucesos y los personajes, y hasta que te das cuenta de que va la cosa, te pierdes muchísimos detalles. Al no tener las historia ni comienzo ni fin, no llegas a conocer a la gran cantidad de personajes que hay ni a adentrarte en la historia, porque cuando consigues adentrarte en ella se pasa a la siguiente.

No es una de las historias que te enganchan desde el primer momento, no es una historia que quieres saber que ocurre en la siguiente página porque yo estuve tan perdida que no sabía ni que esperar.  Además, las conexiones aunque existen tampoco están muy marcadas. Es una de esas historias que terminas y piensas ah, sí esto está relacionado con lo otro pero no te mantiene en vilo.

Por otra parte, la trama de la historia no me quedó demasiado clara, cuenta una serie de historias que trata temas distintos, desde un músico que intenta ganarse la vida hasta un mundo futurista en el que las máquinas mantienen la polémica de si son o no son como las personas.

En definitiva, un muy buen libro a nivel creativo y en la capacidad escritora pero sin nada destacable en la historia en sí. Es más, para mí una historia que me costó bastante terminar y que si buscáis algo entretenido y que disfrutar no os lo recomiendo. Pero si tenéis la necesidad de leer algo nuevo y queréis aprender sobre distintos registros, este es tu libro.

P.D: Una buena escritura no significa una buena historia.

-L

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s